EXPUESTOS Y ESPERANDO


Foto Google














Esa niña tendrá
alrededor de once años.
Su rostro todavía es puro,
su cuerpo se ve delgado.
La miro desde el autobús,
su pelo es castaño y lacio;
viste campera de nylon
y un jean azul despintado.
Vaga errante por la acera
y a aquel que pasa a su lado
le pide alguna moneda.
La niña está mendigando.
Si, esa niña tendrá
alrededor de once años.
Su rostro todavía es puro,
su cuerpo parece intacto.
¿Cuánto le queda al pimpollo
de su rosa, aun cerrado,
para que a humillarlo vengan
perversas y sucias manos?;
¿Cuánto tiempo pasará
pobre y sin perder su encanto?;
¿Cuánto tardará en venderle
a un chacal su cuerpo santo?.
¿Perderá el mundo a una niña
inocente de once años
porque hay pobreza, señores,
y nadie se está ocupando?.
Veo muchas niñas y niños
por las calles suplicando
por míseras moneditas
o por un magro bocado.
Sucede esto en mi país
y en el tuyo, en muchos lados.
Esto que pasa en la Tierra
no debiera estar pasando.
Si me estás oyendo, piensa:
es momento de hacer algo,
que hay niñas y niños pobres
sedientos de nuestros brazos.


Daniel Adrián Madeiro
Todos los derechos reservados
Copyright © Daniel Adrián Madeiro.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estimado Adrian
Renovando Respeto por la Vida, encontre tu blog en el google, como siempre, un gusto leer tus trabajos poeticos y tener el placer de contar con uno de ellos en mi web dedicada a los niños.
Recibe un saludo afectuos desde Chile y el agradecimiento de siempre por compartir desinteresadamente tu labor
Betsy
http://www.betsycalisto.com
respeto por la vida